Julio 23, 2019
Text Size

Cabezal

474
   Programa de la Semana

  #474 LA VIRGEN DE LOS SICARIOS

  Leer Más

Presentación

Las cosas no están bien en nuestro país, como periodistas tenemos la obligación de indignarnos y señalarlo. No podemos dejar que se nos muera la memoria y que el pasado se nos escurra entre los dedos. No podemos darnos el lujo de usar la memoria de manera selectiva y eliminar los malos recuerdos y magnificar los buenos, pretendiendo así sobrellevar el pasado. El pasado es un perro negro y bravo que nos debería seguir en todo momento pero no debemos matarlo, sino alimentarlo y convivir con él.  El pasado es un país extraño que conformamos como queremos. En la serie radiofónica Se Regala Cascajo que se transmitió durante 20 años en Radio Universidad, tuvimos como objetivo central integrar una memoria auditiva del devenir mexicano. La rúbrica de entrada y salida resultaban muy ilustrativas: Nos negábamos al olvido. Era necesario recordar  lo que pocos saben y que en este país de pillos, muchos quisieran que se olvidara. Era en la rúbrica de  salida donde se hacía énfasis en la premisa mayor del programa: lo único peor que la muerte es olvido. Hoy hemos llegado a la conclusión  que el pasado nunca muere, está allí, agazapado, en un rincón de nuestra alma. Debemos usar el pasado como un trampolín y no como un sofá. Nos negamos a olvidar.

#466 CUANDO LA VIOLENCIA ES NORMAL

Imprimir Correo electrónico

La violencia se ve como "normal" contra las mujeres indígenas. El 80 por ciento de las mujeres indígenas en el norte del estado de veracruz son victimas de agresiones físicas y verbales. Son el ultimo eslabón de la discriminación. El maltrato es parte de la expresión del poder del varón.


UNA MUJER INDÍGENA EDAD DIFÍCIL DE PRECISAR, PARECE QUE TIENE 30 AÑOS. PERO ELLA DICE TENER 22. CUTIS AJADO, CON UN REBOZO ECHADO EN LOS HOMBROS
Pues llegaba "tomado" y me maltrataba... así sin razón... si me tenía "cercas" me agarraba y me pegaba con el puño, aquí en el estómago... no me pegaba en la cara... luego quería que yo hiciera lo que el quería... me arrastraba hasta el petate.... y yo me ponía tiesa, tiesa y el decía que así a él no le gustaban las mujeres... pero, ¿cómo quería que fuera? si yo sabía que él no me tenía consideración y que yo en el fondo de mí no lo respetaba ni lo estimaba... y entonces un mal día maneció gris el cielo y tocaron a la puerta... venían a buscarme... él me había vendido... o bueno, vendido no, me cambió por un cartón de cerveza... ya eres de "ese" y me sacó a empujones... yo no sabía qué hacer... ni grité, ni chillé... ni nada... na... na... namás me fuí con el "otro"... pos yo ya era de otro.


Se nos hace difícil de creer, pero así sucede. De repente y sin aviso las mujeres indígenas se enteran que ya son de otro. De la noche a la mañana son cambiadas por un cartón de cerveza, un par de costales de mazorcas o unos guajolotes. Esto, que parece de novela campirana de aliento etnológico de inicios del siglo pasado, es en la actualidad una realidad en muchas partes del país, en las regiones indígenas sucede todos los días. Y asómbrese, la mayor parte del tiempo este trato inhumano se realiza con el consentimiento de las mujeres. Forma parte de lo que consideran como una vida normal y lo asumen como tal. El 80 por ciento de las indígenas sufre violencia emocional y física que en la mayoría de los casos es aceptada como "normal"


Así es la vida de las mujeres indígenas de México. Lo mismo trabajan en la milpa, que son bestias de carga. Trabajan sin ninguna remuneración en sus hogares. Tiene la obligación de parir hijos, uno tras otro y se tienen que convertir en su principal sostén cuando él "ya no quiere" mantenerlos por diversas causas... pero la principal es esa: ya no quiere... Ah, pero eso si, ellas deben dar al primero que las saca de su casa la "prueba de la virginidad".
La mujer se compra y se vende con toda tranquilidad ni más ni menos que como una bestia de carga... O lo que es peor, como una verdadera esclava... esclava incondicional que está a merced del capricho del marido. Está a merced de los golpes del marido que no se infligen en el rostro. Sea esto premeditado o no, así los golpes pasan inadvertidos y que en no pocas ocasiones acaban con la vida de un nuevo retoño. Y lo peor, terminan con la dignidad... y con la voluntad de la mujer que termina aceptando este trato como normal. Esta violencia atroz y constante contra las mujeres indígenas es la norma y la regla, "la costumbre" en las regiones donde predominan los indígenas.

UN INDÍGENA DE LA SIERRA DE VERACRUZ, ES UN HOMBRE BAJO DE ESTATURA Y MUY DELGADO, MUY MORENO, SU PIEL CASI NEGRA SEMEJA UN CUERO DELGADO Y AJADO. INEDUCADO
Pues vino una mujer "que estudiosa" decían, que venía de la universidá veracruzana... todos la veíamos pasar por el pueblo y ya luego en la cantina decían: esa no es mujer. anda de pantalón y es mandona...seguro ningún hombre la quiere. y además es grande y habla así fuerte como si fuera dueña de algo.... pues no, así no nos gustan las mujeres... la mujer está para servir y para atender al hombre.... y esa mujer para empezar ni hombre debe tener, no la debe aceptar ningún hombre.... aunque yo sé que hay mujeres en las ciudades que se creen que son iguales que los hombres.... pero, cómo va a ser.


LA INVESTIGADORA DE LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA, ES UNA MUJER MÁS ALTA QUE EL PROMEDIO DE ESTATURA DE LOS INDÍGENAS DE LA ZONA. VIENE DE LA FACULTAD DE ANTROPOLOGÍA TIENE 30 AÑOS DE EDAD. UN POCO OBESA.
Si, el maltrato a la mujer es algo generalizado... yo sé bien que a mi no me ven con buenos ojos que venga y me comporte "como hombre" simplemente porque pregunto y tomo notas y porque uso pantalón. Yo sé que soy la comidilla del pueblo... y no sólo me ven mal los hombres también me ven mal las mujeres porque dicen que yo no me comporto como mujer... que quiero decir con esto, es que las mujeres aceptan y asumen como si fuera natural el maltrato que reciben de los hombres... como si eso de aguantar golpes y maltratos fuera parte de su condición de mujer. Un hombre debe maltratar y la mujer aceptar el maltrato. Así es esto y por eso a mi me ven como un bicho raro...


OTRO INDÍGENA, INEDUCADO, UN HOMBRE RECIO AUNQUE NO PIERDE EL SONSONETE INDÍGENA DEL ALTIPLANO DE MÉXICO. UN POCO CÍNICO QUIZÁS HABLA UN POCO CON DESCARO Y CON FRANCO DESPRECIO A LA MUJER.
Pues una cosa es cierta... el hombre tienen sus necesidades... sus necesidades de desahogarse como hombre... y la mujer esta para que el hombre se desahogue... y para servir al hombre y a los hijos... una mujer debe aceptar lo que el hombre quiere y cuando lo quiere y como lo quiere y cuantas veces lo quiere... por eso es mujer... y el hombre por eso es hombre... ¿Amor?... pues aquí no sabemos lo que es eso... aquí hay necesidades... y la primera es no morirse de hambre y la segunda que tu linaje siga y cómo vas conseguirlo? pues cubriendo a la mujer... pues para eso nos juntamos... yo no sé que es eso que "apelan" amor. aquí hay necesidades... necesitas algo, y así es... Eso así lo saben las mujeres.

 Escuchar programa: .

Fecha de Transmisión: 8 de julio de 2005

Dedicado a: DON SAMUEL RUIZ Y DON RAUL VERA

Fuente originaria:
Ávila Pérez Edgar, Rodríguez Aragón Bethi "Normal" la violencia contra las indígenas

Otras fuentes de interés:
Ávila atziri “Violencia contra las mujeres indígenas

Anónimo “NIÑAS Y MUJERES INDIGENAS SIN JUSTICIA

HA SIDO UN PROGRAMA DE : Juan Guerrero.

Asistente de producción: Abel Mora.

Grabación y Montaje: Francisco Mejía

Voces: Margarita Castillo, Guillermo Palacios y Emmanuel Luna.

 

Pin It